Las claves para entender el actual formato DTE Chile


formato dte chile

Durante los últimos años, diversos cambios han ocurrido en el escenario económico nacional. La Reforma Tributaria trajo consigo ajustes a la legislación, además de la incorporación de nuevos requerimientos como la facturación electrónica, la cual ya es prácticamente obligatoria para todos los contribuyentes. En ese sentido, los documentos tributarios electrónicos (DTE) deben responder a una estructura determinada, la que detallaremos en los siguientes párrafos.

 

Atrás quedaron los tiempos en que los trámites relacionados con asuntos tributarios se llevaban en formato físico. Los avances tecnológicos y la digitalización han permitido que muchos aspectos del cotidiano puedan hoy ser realizados de manera más sencilla, como todo lo relacionado con los aspectos tributarios.

 

En ese sentido, el Servicio de Impuestos Internos ha realizado importantes avances en lo que a tratamiento de documentos se refiere. Al respecto, ¿sabes cuál es el formato DTE Chile?

 

DTE: tipos y formato establecido

 

Antes de adentrarnos en lo que a formato se refiere, es importante que sepas cuáles son los tipos de documentos tributarios electrónicos aceptados por el organismo rector. En concreto, cuando hablamos de DTE nos referimos a:

  • Factura Electrónica.
  • Factura No Afecta o Exenta Electrónica.
  • Guía de Despacho Electrónica.
  • Nota de Crédito Electrónica.
  • Nota de Débito Electrónica.
  • Factura de Compra Electrónica.
  • Liquidación Factura Electrónica.
  • Factura de Exportación Electrónica.
  • Nota de Crédito de Exportación Electrónica.
  • Nota de Débito de Exportación Electrónica

 

Sin importar de cuál o cuáles se trate, el Servicio de Impuestos Internos ha determinado un único e inalterable formato DTE Chile, bajo el cual se estructuran todos los documentos anteriormente mencionados. En concreto, esta estructura se organiza de la siguiente manera:

  1. Encabezado: este punto dice relación con la identificación del documento, incluyendo información del emisor y receptor, además de la totalidad de la transacción a realizar.
  2. Detalle por ítem: aquí es necesario, en una línea por cada punto, detallar la cantidad, el valor y descuentos/recargos por cada ítem, además del valor neto y los impuestos adicionales. Si se trata de una liquidación-factura, debe incorporarse un detalle de los documentos liquidados.
  3. Descuentos y recargos: este apartado debe incorporar descuentos y/o recargos asociados a la totalidad del documento.
  4. Información de referencia: como su nombre indica, este punto debe incluir detalle de documentos de referencia, como la Guía de Despacho a facturar.
  5. Comisiones y otros cargos: este punto es de carácter obligatorio para la liquidación de factura. Por otro lado, si se trata de una factura de compra o nota de crédito/débito para corregir operaciones ligadas a facturas de compra, es opcional.
  6. Timbre electrónico: necesario para validar el documento en su versión impresa.
  7. Fecha y hora de la firma electrónica.
  8. Firma electrónica: ésta se incluye sobre toda la información anteriormente descrita, para validar y garantizar la integridad del documento tributario electrónico que será enviado al SII.

 

Dependiendo del tipo de DTE, algunos de los puntos anteriormente señalados pueden ser obligatorios u optativos. Además, es necesario agregar que el documento final no puede exceder las 60 líneas del ítem detalles.

 

Tener clara esta información te permitirá emitir documentos tributarios electrónicos ajustándote a lo que exige la ley, evitándote problemas con el SII que puedan derivar en más de algún dolor de cabeza.

 


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *