Emprendimiento: Las situaciones donde el factoring para Pymes se convertirá en tu mejor aliado


factoring para pymes

Dentro del sistema financiero actual, una de las principales fuentes de financiamiento a las que puede acceder una Pyme es el factoring: por la facilidad y rapidez a la hora de conseguirlo, y las opciones de pago que entrega.

 

Pero ésta no es la única ventaja, ya que te brinda la posibilidad de reunir tus cobros y tus pagos a través de un canal especializado, con opciones que incluyen negocios fuera del país. Así, podrás simplificar la gestión administrativa de tu empresa.

 

A continuación te explicamos las situaciones donde este sistema será tu mejor aliado, destacando las diversas ofertas de factoring para Pymes y cómo te podrán ayudar a mantener la liquidez de tu negocio y continuar con el crecimiento de tu emprendimiento.

 

Liquidez inmediata

 

Todos sabemos que la tarea de realizar cobros no es la más atractiva al tener una Pyme, por las dificultades que conlleva y los largos plazos que algunos clientes tienen a la hora de realizar su pago a proveedores, llegando hasta los 120 días posteriores a la entrega del producto o servicio contratado.

 

Para esto existen los Factoring con o sin recurso. Son los más tradicionales del mercado, en los cuales la empresa contratante entrega facturas y cheques a cambio de dinero fresco y rápido, dejando la responsabilidad del cobro a manos de la institución financiera.

 

Por esto, se ha convertido en la instancia más utilizada del factoring para Pymes, al brindar la opción de obtener inmediatamente el dinero de las ventas y, al mismo tiempo, actuar como préstamo de urgencia sin los trámites que implicaría un banco.

 

Comercio exterior

 

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las pequeñas y medianas empresas es el poco apoyo a las operaciones internacionales, específicamente a los movimientos financieros dentro y fuera del país.

Aquí aparecen los Factoring de Exportación o Importación. En el primero, la Pyme obtendrá de inmediato los dineros correspondientes a sus ventas al extranjero, mientras que el segundo funcionará para empresas que estén fuera de la ciudad o incluso fuera de Chile, brindando la opción dejar toda la gestión de pagos y cobranza al factoring seleccionado.

 

Relación con otras empresas

 

Muchas veces, debido a la naturaleza de las Pymes y la posibilidad de participar en instancias colaborativas, se realizan alianzas o tercerizaciones de ciertas labores en proyectos de largo plazo, consiguiendo el apoyo de empresas especialistas en cada tema.

 

Ésta es otra de ocasiones donde un factoring puede ser tu mejor aliado, ya que la opción de Contratos Múltiples te permitirá obtener el dinero para conseguir las prestaciones que necesitas, para luego pagar al finalizar el servicio.

 

Pago a proveedores

 

Siguiendo en la línea del punto anterior, una de las novedades en la industria es el llamado Reverse Factoring, en el cual las Pymes entregan la responsabilidad de realizar el pago a sus proveedores para no entrar en la gestión de cobranza con otras instituciones.

 

Posteriormente, la factorizadora realizará el cobro total a la empresa que la contrató, la que podrá juntar todos los pagos en una sola cuenta para gestionar de mejor manera la parte administrativa del negocio.

 

Con estos consejos, ya conoces todas las situaciones donde podrás utilizar las diversas ofertas de factoring para pymes. Te invitamos a estudiar cada opción, sus tasas plazos de pago y porcentajes de retención, para que encuentres la que mejor se adapta a tus necesidades y puedas seguir creciendo con tu empresa.

 


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *