¿Qué dice la ley cesión facturas Chile?


ley cesión facturas chile

La cesión de facturas es una práctica comercial en la cual se transfiere a un tercero el derecho de cobro de una factura emitida al cliente. Se le realiza a la empresa el pago inmediato del monto de la factura menos ciertas deducciones, y al cumplirse el plazo de pago el tercero procede a cobrar al cliente.

 

Esta práctica permite a la empresa tener la liquidez deseada sin necesidad de acudir a préstamos con intereses. Esto quiere decir que, gracias a la cesión de facturas, la empresa convierte rápidamente un recurso exigible en efectivo disponible de forma más rápida en el banco.

 

Ley cesión facturas Chile

 

En Chile, la cesión de facturas está fundamentada en La Ley Numero 19.983, con modificaciones publicadas en la Ley N°20.956. En el Artículo 1 se expresa que el vendedor o prestador de servicio que se encuentre bajo la obligación de emitir facturas debe emitir una copia de la factura original. Aunque la copia no tiene efectos tributarios, sí se podrá utilizar para efectos de la cesión de facturas, transferencia a terceros o cobro ejecutivo.

 

La copia antes mencionada debe reunir ciertas condiciones, tales como:

  • Debe haber sido emitida según la norma, asegurándose que la copia incluya la palabra “cedible”
  • Debe constar en la copia el recibo de la mercancía entregada o del servicio prestado, emitido por el receptor en los siguientes 8 días. De esta forma se comprueba que el servicio fue prestado o que los productos fueron entregados.

 

En caso de no tener copia de la factura, se puede utilizar la guía de despacho, emitida de conformidad con la ley cesión facturas Chile. Se debe tener en cuenta que el emisor de esta guía de despacho deberá extender una copia adicional a las que exige la ley, con la mención “cedible con su factura”.

 

La copia quedara apta para su cesión si:

  • El pago es actualmente exigible.
  • Existe un recibo de mercancía entregada o servicio prestado, o en su defecto la(s) copia(s) de la(s) guía(s) de despacho.
  • Cumple con su condición de irrevocable. Se entiende que una copia de factura sea irrevocable cuando dentro de los siguientes 8 días corridos a su recepción, el cliente acepta la factura, no realiza un reclamo en contra de la misma por falta de entrega de la mercancía o prestación del servicio, y no se devuelve la factura o guía al despacho al momento de la entrega.

 

Cabe destacar que, aunque no se emita el recibo de la factura, ésta quedará apta para su cesión si no fue rechazada por el cliente en los siguientes 8 días corridos a su recepción.

 

La condición de cesión de facturas deberá ser expresada en la factura y notificada al cliente, quien es el que está en la obligación de pagarla a últimas instancias. La notificación se realizará por un notario público u oficial del Registro Civil, mediante cartas certificadas por cuenta del tercero al cual cedieron el derecho de cobro.

 

En caso de las facturas electrónicas, también aplicara lo antes mencionado. La diferencia es que el recibo del precio de la factura completa o parcial, así como el recibo de la recepción de mercancía o prestación de servicios se podrán verificar con el acuse de recibo electrónico del receptor, que es posible de realizar en el portal de Servicio de Impuestos Internos, mediante un proceso muy rápido y sencillo.

 

La cesión de facturas es un recurso valioso y que es muy utilizado por empresas de distas áreas y tamaño. Siendo una herramienta legal y económica que facilita el manejo de capital, pero que debe ser utilizada bajo el marco de la normativa correspondiente.

 


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *