¿Qué debes saber sobre el factoring electrónico?


cesión de facturas

Las tecnologías hoy en día reinventan cada vez más las maneras en que te desenvuelves, entregándote herramientas para ser más efectivo en tu trabajo y en tus actividades.

 

En principio, las pequeñas y medianas empresas tenían el beneficio del factoring tradicional donde, a través de la emisión de un comprobante impreso, que se presentaba ante la empresa de factoring, se acreditaba el pago de la deuda por la transacción realizada.

 

En aquel entonces, el factoring era una novedad, pero presentaba ciertos puntos en contra que no convencían a los negocios de afiliarse a este método. Para mejorar el proceso de esta herramienta, y para garantizar su funcionalidad, se implementó el factoring electrónico, también conocido como e-Factoring.

 

Sobre el e-Factoring

 

El factoring electrónico consiste, al igual que su antecesor, en la venta de las deudas que poseen los clientes con su negocio a una empresa de factoring. En palabras más específicas, es el proceso donde, la empresa de factoring te paga la deuda que tus clientes poseen con tu negocio, y a su vez gestiona el pago de la deuda de cada cliente. La diferencia entre ambos recae en el proceso.

 

El factoring en sí es una herramienta financiera muy versátil, ya que permite obtener dinero efectivo inmediato con la compra de las facturas, caso contrario con los bancos donde el pago es un préstamo. Anteriormente con el factoring tradicional, los tiempos de pago y recepción de documentos eran muy amplios; con el e-factoring, en cambio, los pagos y recepción de documentos son más rápidos, ahorrando valioso tiempo para su negocio.

 

Los puntos más importantes que el e-factoring puede aportarle a su negocio y a los procesos del mismo, son:

  • Plazos de cobranza de las facturas más corto.
  • El proceso de cobranza se realiza de manera externa, por lo cual su negocio solo se encarga de gestionar los pagos con su empresa de factoring.
  • Permite ampliar el rango geográfico respecto a la cobranza.
  • Brinda protección a su negocio en caso de deudas sin cancelar por parte de clientes.
  • Posibilidad de almacenar facturas y documentos en la plataforma o almacenamiento en la nube.
  • Verificación en línea a través de firma electrónica.

 

Seguridad

 

Como factor a la hora de escoger un servicio, es de mucha importancia la seguridad y protección que este pueda ofrecerle a su negocio o empresa.

 

En este caso no hay de qué preocuparse porque, así como se preocupa por su negocio o empresa, también lo hacen los proveedores de estos servicios. El factoring electrónico fue diseñado en principio para responder a las necesidades de verificar la autenticidad de las facturas emitidas y proteger tanto a sus clientes como a sus negocios de posibles fraudes.

 

Para verificar la autenticidad de una factura, existen métodos electrónicos específicos, los cuales deberán estar respaldados por la normativa del país donde se desarrolla la transacción, sin embargo, se está buscando implementar plantillas o formatos para facturas estandarizadas a nivel mundial (según sugerencia de las Naciones Unidas).

 

En Chile, se aplican verificaciones con el Servicios de impuesto Interno online (SII online), otorgando veracidad jurídica  y garantizando la protección fiscal de los documentos de compra.

 

El factoring electrónico se perfila como la herramienta solución para el tema de la facturación y cobranza. En Chile, ya existen pequeñas y medianas empresas que están utilizando este método de facturación y, según testimonios, su experiencia ha sido grata y satisfactoria.

 


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *